19 de junio de 2017

Salamanca se exhibe en Madrid




Autora: Berta Baz
Publicado: La Gaceta de Salamanca (4/06/2017)

     María Josefa Alonso Pimentel y Téllez Girón, decimotercera duquesa de Béjar, ha pasado a la historia como una de las mujeres ilustradas más renovadoras de su época. Mecenas de artistas y toreros, sentía verdadera pasión por la cultura, las artes y las ciencias. El palacio de verano que construyó en Madrid, conocido como El Capricho, es el primer jardín de tipo paisajista de España.

La duquesa de Béjar y su oasis en Madrid

    El Capricho, considerado un museo al aire libre, alberga un abejero único, un embarcadero con pinturas de Tadey, o el primer puente de hierro que se construyó en España.

El Capricho
Dirección: Paseo Alameda de Osuna, 25
Horario: Sábados, domingos y festivos de 10 a 21 horas.
Construcción: 1787

      La decimotercera duquesa de Béjar, conocida en Madrid como IX duquesa de Osuna, fue una renovadora. Nacida en 1752, María Josefa Pimentel y Téllez-Girón perteneció a la más alta aristocracia. De educación ilustrada y espíritu emprendedor, fue una gran defensora de la cultura española. Protegió a pintores, poetas y dramaturgos, y promovió una asociación para el fomento de la ópera. De ella partió la iniciativa de integrar a las mujeres notables en la Real Sociedad Matritense de Amigos del País. Toda esta labor le valió el nombramiento de Dama de de la Orden de la Reina María Luisa.

 Fachada del palacio de verano de los duques situado en El Capricho. Foto Berta Baz

12 de junio de 2017

Sangre y fervor en el Corpus de otro tiempo



Autor: Óscar Rivadeneyra Prieto
Publicado: Béjar en Madrid , nº 4.750 (5/06/2015)


       Que la celebración del Corpus Christi es vivida en Béjar desde hace siglos con devoción de fiesta mayor y con multitudes como testigos de la procesión no se le escapa a nadie, incluso en este laicizado presente donde los afanes de promoción turística van sustituyendo a los orígenes ortodoxamente religiosos de esta fiesta. Ese impulso y deseo por mostrar al visitante una ciudad entregada a su celebración más emblemática está haciendo regresar poco a poco el viejo esplendor del Corpus bejarano, aún lejos, no obstante, de la pasión y entrega con que en otros siglos se vivía. 

 Hombre de musgo

        Quizá fuera en la centuria de 1600 cuando la fiesta del Santísimo y de los Hombres de Musgo alcanzara su cenit de inusitada magnificencia implicando a todos los estamentos de la villa, incluyendo a todos los gremios, y congregando multitudes. Las rivalidades entre las jerarquías eclesiales y consistoriales por ocupar lugares de privilegio en la procesión y en las iglesias, o las fuertes multas con que se penaba a quienes no asistieran con el debido decoro dan muestra de la trascendencia de tan señalado día. 

 Procesión Corpus Béjar

      Fue en ese siglo XVII cuando, además, fruto del descontrol de la muchedumbre, la procesión pareció irse de las manos sucediéndose una serie de altercados que en algunos casos concluyeron  con resultados fatales. De esta manera queda descrito en los numerosos documentos que sobre el Corpus bejarano se custodian en el Archivo Histórico Nacional. 

5 de junio de 2017

Dos representaciones teatrales modernas sobre los Duques de Béjar



Autor: Jorge Zúñiga Rodríguez 

     Con el objetivo de recuperar para el presente, mezclando rigor histórico y ficción literaria, un hecho revolucionario de notable trascendencia para nuestro país, el Ayuntamiento de Ávila y el Instituto Castellano y Leonés de la Lengua impulsan anualmente desde 2012 la representación teatral de La Farsa de Ávila, episodio histórico que en junio del año 1465 protagonizó un grupo de nobles levantiscos para deponer en efigie al rey Enrique IV y poner en su lugar al infante Alfonso el Inocente, según informa en su edición del 30 de noviembre 2015 el diariodeavila.es.
 
“Atentado de Ávila contra Enrique IV”. Litografía de Marcelino de Unceta, 1880, en la Biblioteca Nacional de España

       Como se sabe, el grupo de nobles levantiscos estaba formado por Juan Fernández Pacheco, marqués de Villena (antepasado del fundador de la RAE Juan Manuel Fernández Pacheco y Zúñiga); Alfonso Carrillo, arzobispo de Toledo; Álvaro de Zúñiga, conde de Plasencia (más tarde I duque de Béjar); Rodrigo Alonso Pimentel, conde de Benavente (tío de Leonor Pimentel y Zúñiga, segunda esposa de Álvaro de Zúñiga); Diego López de Zúñiga, conde de Miranda del Castañar (hermano menor de Álvaro de Zúñiga) y otros. 

29 de mayo de 2017

La Dama de Armiño: ¿un retrato de la Duquesa de Béjar pintado por El Greco?



 Autor: Jorge Zúñiga Rodríguez

*La semana pasada abordamos el tema de la autoría e identidad de "La dama del armiño", un retrato atribuido durante años a El Greco pero que ahora parece presentar problemas al respecto. Esta semana comparto con vosotros la visión de Jorge Zúñiga sobre este tema.

       Todo es gradaciones en la historia de esta obra, cuyo interés por seguirle la pista lo despertó Ámbar, seudónimo de una lectora de Pinceladas de Historia Bejarana, que en comentario al artículo La emancipación dela mujer y el Ducado de Béjar, 02/01/2017, señaló que el retrato es polémico en cuanto a quien representa y a su autoría, agregando que en la actualidad se encuentra en Pollock House, Glasgow, Escocia, galería privada que reúne obras de pintores españoles como El Greco, Goya y Murillo. La primera referencia al retrato en el blog apareció en el artículo de la directora Carmen Cascón, La esclava dedoña Teresa de Zúñiga, 10/11/2008. De entrada hay que advertir que La dama de armiño, en cuestión, no debe confundirse con La dama del armiño, de Leonardo da Vinci.  


 La dama del armiño de Leonardo da Vinci



      Diversas páginas en la red informan que el retrato que nos ocupa fue atribuido tradicionalmente a El Greco, hasta que en el siglo pasado las españolas Carmen Bernis, doctora en Historia por la Universidad de Madrid, y María Kusche, historiadora del Arte de la Universidad Complutense de Madrid doctorada en Bonn, Alemania, plantearon la autoría de Sofonisba Anguissola, pintora italiana en la corte de Felipe II.




La dama de armiño en cuestión


22 de mayo de 2017

El retrato de una dama que bien parece un rompecabezas



Autora: Carmen Cascón Matas 
Publicado: Béjar en Madrid nº 4.751 (15/04/2016)



El famosísimo retrato de La dama del armiño no es accesible al público por dos razones. La primera es porque se encuentra en una colección privada, en las lejanas y brumosas tierras de Escocia, concretamente en la casa-museo Pollock House en Glasgow; la segunda se centra en el misterio sobre la identidad de la dama y las atribuciones sobre su autor. La mujer que los delicados pinceles del artista plasman sobre el óleo posee una intensa mirada de ojos negros, tez alabastrina y un atuendo propio de la segunda mitad del siglo XVI. Es joven, sin duda, y de alto linaje por sus lujosas ropas. ¿Quién se esconde detrás de esa misteriosa mirada? Tres mujeres, e incluso alguna más, se esconde tras ella e igualmente tres pintores se disputan su creación. 

 La dama del armiño
Autor desconocido
Colección particular. Glasgow