1 de marzo de 2018

El linaje y el escudo de los Duques de Béjar en el nacionalismo andaluz



Autor: Jorge Zúñiga Rodríguez

        De manos de Teresa Pérez de Guzmán y Guzmán, hija del III conde de Niebla y I duque de Medina Sidonia Juan Alonso Pérez de Guzmán, el señorío compuesto por las villas de Ayamonte, Lepe y La Redondela en la costa occidental de Huelva, pasó como dote en 1454 a su esposo Pedro de Zúñiga y Manrique de Lara, primogénito del I duque de Béjar Álvaro de Zúñiga y Guzmán. Incrementado con otros territorios, fue elevado a condado por la reina Isabel I, y más tarde a marquesado por el emperador Carlos V, en favor de Francisco de Zúñiga y Pérez de Guzmán, hijo de Pedro de Zúñiga y padre de Teresa de Zúñiga y Guzmán, III duquesa de Béjar. Esta rama nobiliaria constituyó la Casa de Ayamonte, vigente hasta hoy.

 
Escudo de la Casa de Ayamonte con las armas 
de Guzmán y Zúñiga

      Francisco Manuel Silvestre de Guzmán y Zúñiga (n. 1606), VI marqués de Ayamonte, fue asesinado en Segovia el 12 de diciembre de 1648 por orden del Rey de España, acusado de traición al apoyar la sublevación de Gaspar Alonso Pérez de Guzmán con finalidad de establecer la primera REPÚBLICA ANDALUZA, según un inserto de prensa publicado en 2009 por el Bloque Nacionalista Andaluz, que agrega: Los andaluces de conciencia no olvidamos su sacrificio. VIVA ANDALUCÍA LIBRE (universoandalucista.blogspot.com). Se trata de la llamada Conspiración de Andalucía, que tuvo lugar en 1641 [1].  


 
Casa-palacio del VI marqués de Ayamonte (Plaza de San Francisco, Ayamonte) en la actualidad

     Sobre las circunstancias que rodearon el hecho existen varias versiones, pero lo cierto es que los actores, aparte de los conspiradores, primos por ambas líneas, eran miembros de la misma familia. Así el conde-duque de Olivares Gaspar de Guzmán y Pimentel, ministro de Felipe IV que ordenó el arresto del marqués y dictó la pena de muerte, era nieto de Pedro Pérez de Guzmán y Zúñiga, fundador de la Casa de Olivares, y bisnieto del III duque de Medina Sidonia Juan Alonso Pérez de Guzmán, casado este con Leonor de Zúñiga y Castilla, hija del I conde de Ayamonte y II señor de Béjar Pedro de Zúñiga y Manrique de Lara. El encargado de las investigaciones y ejecutor del arresto fue Luis de Haro y Guzmán, hijo y heredero del marqués del Carpio Diego López de Haro y de Francisca de Guzmán, hermana del conde-duque

Esquela de homenaje del Bloque Nacionalista Andaluz (universoandalucista.blogspot.com)

     Con formas que hoy van desde el confederalismo y el autonomismo, hasta el independentismo radical e incluso el anarquismo, el nacionalismo andaluz tomó forma recién en el siglo pasado con la acción de Blas Infante Pérez de Vargas, Padre de la Patria Andaluza y creador de la bandera, teniendo como antecedente político la Constitución de Antequera de 1883, que reconocía una Andalucía soberana constituida en democracia republicana.  
 
Bandera de Andalucía creada por Blas Infante en 1919

      Llama la atención, no obstante, que desde el trasfondo histórico-cultural del movimiento surjan hoy símbolos que identifican el nacionalismo andaluz con elementos iconográficos inspirados en la famosa conspiración del siglo XVII:
    


El escudo de los duques de Béjar en versiones formal y libre con los colores de Andalucía (costados), y en una calle del barrio San Mateo (centro) en Jerez de la Frontera (universoandalucista.blogspot.com) 

      No puede dejar de tenerse en cuenta que este episodio de la historia de España sucedió en el marco convulsionado de los secesionismos catalán y portugués, la pérdida de los Países Bajos y otros graves problemas internos y externos que enfrentaba el gobierno central, lo que explicaría la extrema medida tomada contra el marqués. Se debe reconocer también que la actitud del noble tampoco ayudó, al negarse a comparecer en la corte para reconocer su culpabilidad y pedir clemencia, como lo hizo finalmente el duque, salvando así la vida y castigado sólo con el destierro de sus dominios y una multa considerable.      

 
Humillación del duque de Medina Sidonia ante Felipe IV y Gaspar de Guzmán. Grabado de F. Blanch (?) (universoandalucista.blogspot.com)

      Por último, resulta irónico al menos que ambos parientes se inculparan mutuamente durante los respectivos juicios, y que mientras el de Ayamonte estaba en prisión en el Alcázar de Segovia esperando su fin, el de Medina Sidonia enviara cuatro mil reales para que no le faltase de nada a mi primo el marqués.   

BIBLIOGRAFÍA:
-Historia de una conjura. 1985. Isabel Álvarez de Toledo, XXI duquesa de Medina Sidonia (en google play)
-La conspiración del duque de Medina Sidonia y del marqués de Ayamonte. S/f. Rafael Garcés (en la red)

8 comentarios:

  1. La sombra de los Zúñiga es alargada. Jejeje.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Los de Zúñiga se encontraban por todas partes. El de Ayamonte acabó mal pero tampoco el de Medina Sidonia acabó muy bien. No perdió la vida pero estuvo preso en varias cárceles y le fue prohibido volver a Andalucía.
    Isabel Álvarez de Toledo, última duquesa de Medina Sidonia, dijo que no había encontrado ningún documento en los archivos de Sanlúcar que hiciera referencia a la conjura.
    Muy interesante Carmen

    ResponderEliminar
  3. Está claro. Como dice el refrán, de casta le viene al galgo... Los españoles siempre enzarzados en restas y divisiones y olvidando que la suma y la multiplicación son las que nos hacen grandes.
    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  4. Interesante publicación, sobretodo para los que somos andaluces.

    Besos

    ResponderEliminar
  5. No entiendo ni conozco mucho de España por eso ha sido un placer leer y leerte
    gracias

    ResponderEliminar
  6. Interesante articulo y dudo que si la intención de esos nobles era separarse del resto de España no seria para proclamar una república.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Madre del Amor Hermoso, cómo se repite la Historia. Unos escondiéndose, otros rebajándose y pidiendo perdón. Y algún otro encarcelado.
    Nada hay nuevo bajo el sol. Saludos.

    ResponderEliminar
  8. ·.
    Como siempre, un trabajo bien documentado y que me permite conocer que hubo un nacionalismo andaluz.

    Un abrazo

    La Mirada Ausente · & · Cristal Rasgado

    ResponderEliminar

"No existen más que dos reglas para escribir: tener algo que decir y decirlo." Óscar Wilde.